Tel 2347 83 62 Cel 091 937 350 agrocoperativo@gmail.com
Sitio en construcción

Vivir en Comunidad

Un viento suave anima la tierra

En la «Aldea Global» se siente el mensaje de la tierra que restablece el alma

Lo que la anima es la fuerza vital de la existencia humana, una fuente misteriosa de poderes milagrosos que se multiplican en la cooperación en armonia natural.

Su pureza es la suma total del poder de la energia del sol, y la sentimos brillar en nuestro interior caminando hacia la Aldea.

Estando aquí, podemos gozar de la fuente de eterna salud que acrecienta nuestra vitalidad porque ejercemos la voluntad de nuestro pensamiento para ser seres totales y libres.

Los beneficios en salud son tan verdaderos que podemos tomar nuestro corazón con nuestras manos y expresarle todo nuestro amor y reconocimiento.

Somos la fuerza directa de un rayo de sol expresando gratitud de estar en esta tierra que por nuestro hacer colectivo nos brinda armonía y felicidad.

Somos la fuerza vital solar caminando inteligentemente para formar la pradera humana más poderosa y diversa de la naturaleza que todo lo llena y todo lo mueve.

Su fuerza es inagotable e infinita, perfeccionada y exaltada por una organización que sabe integrar

capacidades en acción para inflamar el alma en pensamiento de unión posibilitando a la razón el goce de una superabundancia de la vida compartiendo nuestros sueños para el bien común.

Vivir nuestra fuerza vital en las aldeas es el hecho más sutil, original y verdadero por lo

cual nuestra existencia adquiere su real dimensión de Alegría.

Caminamos descalzos sabiendo que bajo nuestros pies existe un lugar de esperanza fruto de la perseverancia que da la bienvenida a la juventud

Asistimos a una convivencia consciente de nuestras actitudes y virtudes que regala al paisaje nuestro fruto de una labor bella y fecunda.

La organización espacial de la aldea, con un centro social de reuniones y eventos, coloca los aspectos humanos como eje activo de la aldea.

La zona que circunda este centro social, está dotada de instalaciones de servicio y producción para auto-abastecimiento agro-eológico, Invernáculo, cocina, plantas de elaboración y procesamiento, etc.

Esta área de servicios, tiene en su entorno, la ubicación de las viviendas de los aldeanos, rodeadas de un cinturón ecológico de frutales y flora autóctona, para el control del micro clima, actuando como barreras de vientos fuertes y protección del sol, purificando el aire y permitiendo a las aves construir sus nidos para despertar a los aldeanos con sus trinos y a las abejas polinizar los cultivos Toda la aldea, se comporta como una célula viva que posibilita el crecimiento y multiplicación en el territorio, donde los visitantes pueden conocer y tener apoyo para integrar sus capacidades individuales y sociales en una perspectiva humana integral, adaptando nuevos lugares para la vida en su máxima expresión de diversidad.
Cada ser es único en su potencialidad y capacidad de autotransformación;

Por esta razón todos los titulares aspirantes deben aprobar el curso de transición de una vida individual aislada compitiendo a una vida en comunidad cooperando en la Aldea Global.